Pasar al contenido principal
2€ DE GASTOS DE ENVÍO A PENÍNSULA Y BALEARES (CORREO SIN CERTIFICAR)

Personaje del mes: Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia


Coincidiendo con el 93 aniversario de su nacimiento el día 14 de septiembre.


(14/09/1920 Paso de los Toros, Uruguay - 17/05/2009 Montevideo, Uruguay)
.

Uno de los más importantes poetas del siglo XX, Benedetti formó parte de la Generación del 45 junto a los escritores Idea Vilariño y Juan Carlos Onetti. Su obra ha sido traducida a más de veinte lenguas, y llegó a escribir más de 80 libros, entre los que se encuentran, además de poesía, novelas, relatos, teatro y ensayo.

mario Benedetti


Algunas de sus obras más destacadas:

Poesía:La víspera indeleble (1945), Poemas de la oficina (1956), Contra los puentes levadizos (1966), A ras de sueño (1967), Quemar las naves (1969), Táctica y estrategia (1984), Preguntas al azar (1986), Yesterday y mañana (1987), El olvido está lleno de memoria (1995), La vida ese paréntesis (1998), Rincón de Haikus (1999), El mundo que respiro (2001), Insomnios y duermevelas (2002), Existir todavía (2003), Defensa propia (2004), Memoria y esperanza (2004), Adioses y bienvenidas (2005), Canciones del que no canta (2006), Testigo de uno mismo (2008)

Novela:Quién de nosotros (1953), La tregua (1959), Gracias por el fuego (1965), El cumpleaños de Juan Ángel (Novela escrita en verso, 1971), Primavera con una esquina rota (1982), La borra del café (1992), Andamios (1996)

Relato:Esta mañana y otros cuentos (1949), El último viaje y otros cuentos (Número. 1951), Montevideanos (1959), Datos para el viudo (1967), La muerte y otras sorpresas (1968), Con y sin nostalgia (1977), La casa y el ladrillo (compilación de versos y cuentos, 1977), La vecina orilla (1977), Geografías (recopilación de cuentos y poemas, 1984), Recuerdos olvidados (1988), Despistes y franquezas (recopilación de cuentos y poemas, 1989), Buzón de tiempo (1999), El porvenir de mi pasado (2003), Los pocillos (1959), Historias de París (2007)

Su relación con el cine va más allá de la adaptación de sus novelas La tregua (1974) y Gracias por el fuego (1984) a cargo de Sergio Renán. Otros textos suyos han sido empleados para contar pequeñas historias en la gran pantalla, como es el caso de "El Olvido" en la película Dale nomás de Osías Wilenski (1974); o su guión, escrito junto a Luis Puenzo, del episodio "Cinco años de vida" dentro de Las sorpresas (1975). También los siguientes guiones de las siguientes películas se han basado en sus textos: Acaso Irreparable (Dorotea Guerra, 1976), Día incompleto (Manuel López Monroy, 1980), Pedro y el capitán (Juan E. García Gutiérrez, 1984), Cinco años de mi vida (Antonio Pinar, 1988), Capitán-Capitán (Javier Rivera, 1992), o el cortometraje Los Pocillos (Claudia Abend y Fede Alvarez, 1999). Varios de sus poemas aparecen en dos de las obras cinematográficas de Eliseo Subiela: El lado oscuro del corazón (1992) y Despabílate amor (1996). En el año 2004 la directora italiana Alessandra Mosca realizó el documental Mario Benedetti y otras sorpresas, y en 2005 el escritor aparecería en el documental Palabras verdaderas.

También su poemario ha sido registrado en formato sonoro en diversas ocasiones, siendo él mismo partícipe de la grabación en disco (junto a Daniel Vigglieti) de varios de sus poemas recitados. En otros casos, como el de Joan Manuel Serrat, sería este quien los cantaría y musicalizaría en el disco "El sur también existe", o también es este el caso de Nacha Guevara en su disco "Nacha Guevara canta a Benedetti".

Joan Manuel Serrat & Mario Benedetti - El sur también existe




No te salves

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo
pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.


Me sirve y no me sirve

La esperanza tan dulce
tan pulida tan triste
la promesa tan leve no me sirve

no me sirve tan mansa
la esperanza

la rabia tan sumisa
tan débil tan humilde
el furor tan prudente
no me sirve

no me sirve tan sabia
tanta rabia

el grito tan exacto
si el tiempo lo permite
alarido tan pulcro
no me sirve

no me sirve tan bueno
tanto trueno

el coraje tan dócil
la bravura tan chirle
la intrepidez tan lenta
no me sirve

no me sirve tan fría
la osadía

sí me sirve la vida
que es vida hasta morirse
el corazón alerta
sí me sirve

me sirve cuando avanza
la confianza

me sirve tu mirada
que es generosa y firme
y tu silencio franco
sí me sirve

me sirve la medida
de tu vida

me sirve tu futuro
que es un presente libre
y tu lucha de siempre
sí me sirve

me sirve tu batalla
sin medalla

me sirve la modestia
de tu orgullo posible
y tu mano segura
sí me sirve

me sirve tu sendero
compañero.


¿De qué se ríe?

(Seré curioso)

En una exacta
foto del diario
señor ministro
del imposible

vi en pleno gozo
y en plena euforia
y en plena risa
su rostro simple

seré curioso
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

de su ventana
se ve la playa
pero se ignoran
los cantegriles

tienen sus hijos
ojos de mando
pero otros tienen
mirada triste

aquí en la calle
suceden cosas
que ni siquiera
pueden decirse

los estudiantes
y los obreros
ponen los puntos
sobre las íes

por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

usté conoce
mejor que nadie
la ley amarga
de estos países

ustedes duros
con nuestra gente
por qué con otros
son tan serviles

cómo traicionan
el patrimonio
mientras el gringo
nos cobra el triple

cómo traicionan
usté y los otros
los adulones
y los seniles

por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

aquí en la calle
sus guardias matan
y los que mueren
son gente humilde

y los que quedan
llorando de rabia
seguro piensan
en el desquite

allá en la celda
sus hombres hacen
sufrir al hombre
y eso no sirve

después de todo
usté es el palo
mayor de un barco
que se va a pique

seré curioso
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe.